Para conquistar el mercado, tan importante como tener una idea, es materializarla adecuadamente mediante la prevención de errores, la correcta planificación y el control constante de los resultados.

A menudo una gran idea no se convierte en un gran proyecto empresarial.

  • Análisis de la viabilidad del proyecto
  • Planificación de las inversiones
  • Análisis de las necesidades de financiación
  • Evaluación de las distintas fuentes de financiación
  • Planificación financiera
  • Idoneidad de la forma societaria
  • Constitución jurídica, fiscal y laboral de la empresa
  • Planificación contable
  • Control de gestión
  • Asesoramiento legal, fiscal y contable.